domingo, octubre 09, 2005


La Práctica del AMOR:


¿Realmente sabemos amar? La mayoría de nosotros dirá que es una pregunta ridícula porque pensaremos ¿Como puede ser que no sepamos querer si lo hacemos con nuestra familia y amigos?

No me refiero a si sabemos lo que significa esta palabra, sino si verdaderamente amamos, como una acto, como una practica diaria.
Sin embargo si observamos a la mayoría de las personas, nos
daremos cuenta que hemos sustituido el AMOR (con mayusculas) por un
pseudo-amor por los demás. ¿Cual es la diferencia? Cuando transformamos este acto de querer en un trueque, en una moneda de intercambio o de obtener algo de otros o peor aun, de manipulación (sea conciente o inconcientemente) y esto se afianza en nosotros como un habito, comenzamos a perder el foco de lo que realmente es esta mágica palabra y los milagros que puede obrar en nosotros.


Es que en esta sociedad tan mercantilista, en que se nos enseña de
pequeños que todo es comerciable y que tantas veces se nos reto por dar algo desinteresadamente a un conocido o desconocido o se nos dirigió una mirada desaprobatoria, con frases como "nadie da nada gratis" o "después te terminan usando", etc. Este tipo de actitudes oradan la buena fe y esperanza que naturalmente existe en el ser humano y nos van programando a subestimar algo tan grande que llevamos como un Don en nuestros corazones. Y digo un Don porque eso es, así que deberíamos observarnos mas a nosotros mismos cuando censuramos a los chicos o a otros por ser espontáneos. Son ellos los que requieren nuestros cuidados como un retoño joven y no apurarnos por "podar" todo lo que nos molesta o nos incomoda de ellos para hacerlos a nuestra imagen y semejanza (incluso en aquello que hemos salido defectuosos)! Este tipo de practicas que tantas veces los supuestos adulos hacemos de prostituir el amor o de si lo practican, transformarlo en un show, en una vedette, para que todos se den cuenta de lo buenos que somos, o si realizamos una ofrenda a alguien, eso q’ llamamos regalo con sus rituales..., no lo damos espontáneamente, tenemos que envolverlo cuidadosamente en papel de "regalo” con un lindo moño para que todos se den cuenta de cómo poco a poco se nos seca el corazón. Este tipo de actitudes nos va volviendo en eso que tanto temíamos convertirnos si crecíamos como adultos. ¿Se acuerdan? Tantas veces habíamos llorado por los atropellos y por la falta de sensibilidad de los grandes! Es que no podíamos entender como la gente se había vuelto tan egoísta, indiferente y des-corazonada. Nos preguntábamos ¿Que le esta pasando al mundo? Y nos prometíamos y repetíamos para dentro, que nunca seriamos así, aun si crecíamos!


Lo bueno de todo esto, es que no importa donde estemos situados, siempre podemos elegir ser nosotros mismos! Siiii, aunque parezca una redundancia el decirlo! No se trata de soluciones drásticas o mágicas, sino empezar por querer realmente un cambio interno, para luego combinar a ejercitarnos en la auto observación, convertirnos en meros testigos de nosotros mismos, de nuestra propia mente y sus caprichitos…! ¿Que actitudes tenemos para con los demás? ¿De donde brota el acto de dar a otros, de compartir? ¿Con que actitud realmente lo estamos haciendo? Hacia lo básico, lo esencial. Siempre debemos apuntar hacia ello! Nos hemos habituado tanto a truequear el compartir afectos y cosas, que este se ha vuelto mecánico. Cada vez que especulamos al respecto, (eso de querer medir el amor con preguntas como "¿Que voy a recibir a cambio de lo que le estoy dando? o ¿Y si me entrego, me abro en amor, realmente me tratara de la misma forma?), nos desconectamos un poquito mas de nuestro propio ser, de nuestra real naturaleza de nuestro corazón, del sentir real! Ahora, al volvernos poquito a poquito auto concientes de estos procesos, tenemos los medios para recorrer el camino inverso si queremos "amar con mayúsculas" y no de manera mediocre! Y una muy buena manera de comenzar este cambio es practicar el compartir, el compartirnos con abundancia con otros, no a medias, ya que ya no vale mas eso de hacer trampa (digo, ahora que nos estamos dando cuanta de cómo solemos meter la pata”) y practicar esto del dar sin esperar recibir nada a cambio (con ello no nos referimos tanto al dar material, sino por sobre todo al dar afecto, a abrir nuestros corazones, que es lo que mas suele costarnos! ¿Cuándo fue la ultima vez que le agradecimos al colectivero o a la cajera del súper por brindarnos su atención de alguna manera o el solo hecho de darle una sonrisa espontánea a algún vecino/a que lo necesitaba?


Ves esta foto de los chicos jugando? ¿Que te transmite? Siii! Es contagiosa! El AMOR con mayusculas es algo que nos impacta, que nos conmueve, asi que demosnos la oporunidad de ser tocados por algo tan lindo, que toque nuestros corazones! Ya basta de imitar al resto! Ya basta de tanta mufa y caras "de puchero" porque parece estar de moda, si, otra moda mas, pero de esas que nos convierte en seres ridiculos! ¿Porque estar tan tensos y siempre a la defensiva? Ja, ja! Si esta de moda lo Dark, el poner caras de recios como vemos en las tapas de las revistas, porque Seguir a la Manada si con ello dejamos de ser nosotros mismos? Y dejemonos para otros esas frases limitadoras de "sonreir o amar de esa manera (como en la foto) es algo que solo te pasa cuando estas enamorado" o comentarios peores... "solo sienten asi los chicos con sindrome de Down". Me parece que muchas veces, somos nosotros los que anteponemos las excusas y las ponemos como vallas, como para meternos en el juego de la Carrera de obstaculos con el que tenemos al lado..., y ponemos estas vallas delante nuestro para evitarnos el sentir de veras, por miedo a involucrarnos, a que eso que estamos empezando a sentir nos lleve a entregarnos...

Miremos la foto de nuevo y recordemosla! Permitamonos ser como niños, todavia no nos cobran peaje por ello! Ja, ja! La oportunidad esta, ¿Seremos capaces de tal desafio? ...



4 comentarios:

Andrea dijo...

Bob (No Marley) me encanta tu blog! Tenemos muchisimos temas en común. Efectivamente, olvidamos cómo amar, desde que nos creemos el centro del universo, vivimos en una sociedad que impone el YO, en lugar del NOSOTROS. Pero creo que desde uno mismo comienza el cambio, empezar a dar sin medir si el otro nos devolvera de la misma forma. Como dice la cancion... Dar es dar... sin esperar a cambio.

Andrea
www.senderodeluz.blogspot.com

José Luis dijo...

Hola Bob o Victor o como te llames, grata sorpresa leer un comentario tuyo en mi blog, pero mas grata aun leer tu página y encontrar tantas cosas interesantes y sobretodo útiles en una convivencia armónica. Hoy me quedé en casa esperando una llamada para poder salir a mi trabajo, la llamada tardó mucho y mientras revis´´e mi correo para evitar "perder el tiempo", pero al encontrarme con tu blog creo que gané en lugar de perder. Un abrazo desde Venezuela y gracias por existir.
José

javier sanz dijo...

k padre esta tu espacio saves en mi vida de navegar por estos rumbos no havia visto uno como el tuyo y gracias por visitar mi espacio y dejar un comentario javier sanz..

Bob (No Marley) dijo...

Gracias por compartir desde tan lejos!!! Ja, ja! Un saludo, Victor.