sábado, octubre 22, 2005

Las Nuevas Generaciones que están naciendo:

Los Niños Indigo, Cristal y Arcoiris
¿Realmente sirven estos rotulos?
Aunque muchas veces se termina cayendo en abusos por el incorrecto uso de etiquetas para nombrar grupos humanos, también es claro que tienen su utilidad para poder comprender mejor lo que esta sucediendo en otros niveles de realidad.

Es que por mas que lo neguemos nuestra sociedad funciona en base a rótulos, etiquetas, modelos de aprendizaje y de interpretación de la realidad y lo más importante, sucede así ya que tenemos configurada nuestra mente para percibir el mundo en base a estas categorías. Esto no significa que sean totalmente reales, pero como modelos de la realidad o estereotipos humanos, nos permiten crear herramientas para poder... digamos... hummm! ¿Como expresarlo en palabras? Podríamos decir que nos sirven para comprender o "sujetar" escencias, modos de ser,
caracterologías o determinadas ideas que en el plano real observamos que se repiten muy seguido formando patrones de comportamiento, que sin estos recursos ideativos nos seria mucho mas difícil comprender y “aprehender” estos nuevos conceptos o ideas.

Así, por ejemplo, es sabido que grandes generales del ejercito, acostumbraban a armar maquetas con soldados, barcos y tanques en miniatura, no para pasar el tiempo jugando,
sino para elaborar complejas estrategias de defensa y ataque cuando en el terreno de batalla sabían que les esperaban un sinnúmero de variables indeterminadas y que tenían una enorme responsabilidad sobre sus hombros! (si no lograban cierto nivel de éxito eso implicaba muchas bajas, muchos soldados asesinados!).

Estos modelos de la realidad, como bien decíamos, nos sirven para comprender ideas que muchas veces están en un plano muy sutil, el plano mental (o incluso en otros planos…) y que por eso mismo, nos cuesta "bajar a tierra", hacerlo tangible, palpable para nuestros sentidos. Del mismo modo, muchos guionistas de cine tiene que plasmar sus ideas, ideales y visiones imaginarias mediante el uso de la escritura para poder así sujetarlas el suficiente tiempo que les permita poder observarlas a cierta distancia, del mismo modo que un escultor observa y trabaja con su cincel un trozo de mármol para darle poco a poco una forma que tiene en su cabeza.



Otro ej. sumamente interesante de como utilizando determinadas herramientas podemos "capturar" una realidad mas sutil, para luego poder estudiarla, esta presente en la famosa pelicula Encuentros Cercanos del Tercer Tipo de Steven Spielberg: el protagonista se obsesiona con una imagen difusa que se presenta en su cabeza y como primero le da forma haciendo una montaña de pure mientras come. Mas adelante, como todavia no podia "palpar" los detalles de esta vision que perseguia, construye una montaña de tierra y pasto en su propia casa, con el fin de poder comprender ese concepto que acudia a su mente en forma de imagen y asi, de esta manera, finalmente, poder dilucidar de que se trataba todo esto(evidentemente no les voy a contar mas porque Hay que ver la pelicula, no se la pierdan!!!). El caso es muy interesante para ilustrar como se conectan los distintos hemisferios para poder integrar conocimientos que estan mas alla de los 5 sentidos y de la apreciacion comun a que podemos acceder por medio de solamente la razon!

También en el colegio nos enseñan desde muy pequeños a utilizar modelos representacionales de la realidad, terreno que en la Psicología Neurolinguistica o P.N.L. se denomina los Mapas Mentales con los que ubicamos en un plano o mapa mental determinadas ideas. Por ello, no debemos renegar de lo útil que nos resultan tales esquemas o etiquetas. El peligro es cuando se cae en un abuso de estas herramientas, pero aquí debemos hacer una salvedad: un cuchillo puede ser utilizado con fines productivos, pero también se puede abusar en su uso y causar daño a otros, lo mismo ocurre con nuestra palma de la mano, podemos acariciar a un niño o podemos molerlo a golpes y dejarle (o construirle) en tan solo unos instantes, un trauma para toda su vida. Pasa igual con los medicamentos o vitaminas que algún familiar deba tomar, etc.

Que existan padres o chicos que abusen al caer en comparaciones
tediosas como al decir "mi hijo es índigo y el tuyo no" o "el mió es mejor porque es cristal" y todos estos malos usos de las palabras, es exactamente lo mismo que el mal uso dado al llamar mongolico a un chico, en vez de decir que tiene "síndrome de down" o tambien lo que pasa entre
etiquetar a un ser humano de "in-capacitado", "dis-capacitado", "minus-valido", en vez de referirse a el por Juan, Pedro, etc, como lo hacemos con cualquier persona o al menos, referirnos a "personas con capacidades diferentes". Ahí esta la trampa en que cualquiera puede caer, en anteponer un rotulo al ser humano que tenemos delante y creernos que es esa etiqueta!

Esto seria igual que colocarle delante un cartel que diga "soy esto o soy tal otra cosa" (en cuanto a adjetivos descalificativos o al revés, que sean utilizados por la familia para endiosar, agrandar, subir a un pedestal a su hijo al hablar siempre de el como "mi hijo es el mejor de la clase" o lo que sea y lo repetimos tantas veces y de cierta manera, que terminamos, lo que solemos decir "inflándole el ego" y haciendoselo creer). El uso y abuso de etiquetas sociales ocurre en todos los ordenes sociales, corre por cuenta propia y debe ser supervisado por la conciencia de cada uno. Las palabras encierran un enorme poder y nos pueden permitir manipular conciente o inconcientemente a las personas (incluso muchas veces lo hacemos subconscientemente, es decir, que un poco sabemos lo que estamos desencadenando en el otro, lo podemos presentir o intuir, solo que tantas veces nos resulta mas cómodo "dejarlo pasar", "hacer la vista gorda" para no tener que dar explicaciones o aclarar algo que dijimos erróneamente. Podemos recomendar el libro "Como convivir con un Niño Indigo" de Ivonne Mencken porque al respecto nos ofrece una vision muy clara, desde el amor y la comprensión de chicos que presentan estas caracteristicas y como poder ser buenos padres.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hi, what a great blog.
I enjoyed it very much.
Take a look at my merchant account related site.

Alicia dijo...

Me gusto lo que pones, me hace reflexionar y darme cuenta de como estamos de locos por toda esta corrida tras el dinero y lo material. Yo tengo una hija de 5 que es nuestro Solcito y leyendo este blog me esta permitiendo entender mucho de lo que le esta pasando. Gracias, Alicia de Chile.

la Mujer de la Lluvia dijo...

Yo no tengo hijos. Pero no me atrae demasiado la idea de etiquetar a los niños en colores. Cada niño es un mundo. Y se desarrolla en un mundo que es difícil para todos. O todos somos especiales o nadie lo es. Un saludo

Maxi Muñoz dijo...

Coincidimos en lo de etiquetar...!!
Soy un adulto indigo, como nos llaman ahora,(je!) y realmente me molesta como todo se toma superficialmente, los medios todo vanalizan...
...solo te etiquetan para poder comerciar con la vida de uno.......lastima que los indigos ven esa trampas.

Saludos y adelante!

Bob (No Marley) dijo...

Si!!! Con los años me di cuenta que siempre en toda postura existe mucha verdad!

No soy de creer en una postura que sea "Blanco y negro" o sea los extremos como los suele concebir la mente.

Es la mente la que crea (y necesita) categorizarlo todo y poasarlo por un filtro. Pero tambien es indudable que toda forma de etiquetado puede ser un arma de dobe filo, segun como se la use y que intencion se coloque detras para hacerla trabajar, no?

Digo..., es para pensarlo y no quedarnos con un tema cerrado que no admite mas posibilidades. Un abrazo, Victor.